Quienes somos

Comienza un nuevo curso y con él estrenamos nuevo lema:

La Vida es un Regalo, ¡Regálala!

Comienza el curso 2017-2018. Ya estamos aquí de nuevo y otra vez tenemos la oportunidad de rellenar una página de nuestra vida, en la que iremos escribiendo y dibujando cada día. En ella aparecerán diferentes matices, colores, renglones torcidos y renglones derechos.

Cada vez que comenzamos una hoja nueva o volvemos una página de nuestro cuaderno, siempre tenemos la oportunidad de construir, renovar, recrear, aprender, crecer, soñar…

Un curso más y por lo tanto un nuevo lema, que será nuestro punto de unión y encuentro entre todas las personas que formamos el Colegio

Queremos, con este lema reforzar la idea y la necesidad de que aquellos que nos sentimos seguidores de Jesús de Nazaret descubrimos que dar la vida a Jesús y con Él a los demás supone multiplicarla, agrandar el corazón.  El que entrega su corazón a Dios y con Él a los demás hace que la vida cambie. Ese “corazón de piedra” no te deja ver lo maravilloso que es seguir a Jesús pero cuando lo descubres y te dejas modelar por Él surge ese gran corazón que te hace ver la vida de otra manera y tener la alegría de lo que has descubierto, la alegría de seguir a Jesús. “El que me entregue la vida, la encontrará”

Entregar, dar, compartir, ayudar, colaborar, respetar, perdonar, unir… son verbos que orientan, de algún modo,  nuestra vida como cristianos. Quien da su vida a Cristo, quien le ofrece su corazón, gana mucho más. Nosotros tenemos un corazón en ocasiones egoísta, de “piedra”. Dar la vida a Jesús y con Él a los demás supone multiplicarla, agrandar el corazón, convertir la piedra en sentimientos, en vida, en entrega. Y, encima, nos da una alegría que nadie nos la podrá arrebatar.

No nos lo podemos pensar dos veces, ¡cuántas oportunidades cada día para dejar que Jesús “cincele” el corazón de piedra y haga con nosotros uno a su imagen! Nuestra riqueza no está en el tener, sino en el ser. Y ser ante Dios y con Dios, para los demás, para el mundo y para nosotros mismos, ya es “el no va más”. Jesús nos regala sus dones para que demos buenos frutos de fe, amor, paciencia, amabilidad, bondad, alegría, paz,…….  Ojala que a lo largo del curso nos dejemos modelar por Jesús, el GRAN REGALO en nuestras vidas.

“El que me entregue la vida, la encontrará”. Lc 9, 24 “De tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Juan 3:16 “Los  frutos del Espíritu son: amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe…” Gal 5, 22

FELIZ CURSO

Historia del colegio

El Colegio Nuestra Señora del Bueno Consejo es fundado por la Congregación Religiosa de las Agustinas Misioneras, llamadas desde su fundación a la misión de la educación.

La historia de nuestro Colegio se remonta a principios de octubre de 1921, cuando llegan a nuestra escuela las siete primeras alumnas. El deseo de las religiosas Agustinas Misioneras de comenzar su aventura educativa en Logroño, les hace adquirir un piso en la calle Vara de Rey, 35. El 17 de mayo de 1922 se nombra a la primera Directora del Colegio, Madre Consuelo Marcos, lo que hizo que al principio del curso escolar de 1923 se incorporasen sesenta alumnas que a lo largo de ese año llegarían a ser doscientas, hecho que obligó a ir ampliando los locales.

Cuando ahora hablamos con personas más cercanas a aquellos años, nos cuentan cosas curiosas como las que podemos ver en las fotos, como que había una gran huerta, un estanque o hace unos veinte años unas rampas por las que nos deslizábamos con los patines.  Durante muchos años en el Colegio también hubo un internado.

Han sido numerosas las obras  de reforma que las Agustinas Misioneras han tenido que acometer para escuchar las llamadas que los nuevos tiempos y las nuevas exigencias de la educación.

La primera gran ampliación se produce en 1975 con la construcción del edificio de Educación Infantil y Primer Ciclo de Primaria. Posteriormente en 1990 se edifica el pabellón del Primer Ciclo de Secundaria que también alberga la Residencia Universitaria Santa Mónica. Comprometidas con los nuevos tiempos, en el año 2000 se inaugura el polideportivo.

Esperamos que los padres sigan confiando en la educación que reciben sus hijos y que podamos al menos durante otros tantos años seguir ofreciendo aquello en lo que creemos y por lo que luchamos: “El hombre sólo puede ser hombre mediante la educación.” (Kant)

Usamos cookies para mejorar nuestros servicios, realizar análisis de las conexiones. Si continua navegando acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close