Carácter propio

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE NUESTRO IDEARIO

ideario2

Las Agustinas Misioneras, Entidad Titular de este Centro Educativo, presentamos una oferta educativa que posibilite el desarrollo del hombre de hoy en su doble dimensión:

  • Personal: en inquieta búsqueda de la verdad por el camino de la interioridad para llegar a la trascendencia.
  • Comunitaria: que se concreta progresivamente en fraternidad, amor, caridad.

Así pues, nuestro Centro Agustiniano se caracteriza por:

  • Un progresivo aprendizaje que conduce al conocimiento siempre creciente de toda la realidad, especialmente del hombre y de Dios.
  • Una sincera y noble apertura a todos los hombres para construir una sociedad más fraterna y solidaria.

Las dos dimensiones del hombre agustiniano presuponen las siguientes actitudes:

  • Capacidad de diálogo y aceptación mutua en un ambiente libre y liberador de la persona.
  • Voluntad de adaptación a los tiempos y de sensibilidad a los problemas de los demás.
  • Clima de cercanía y amistad, que favorece el respeto a la persona en su ámbito concreto, abierta siempre a lo comunitario.
  • Vida de fe en Cristo, con el que se vive una singular Historia de amistad.
  • Testimonio de la propia vida como base de toda pedagogía humana y cristiano.

ideario6b ideario5

NUESTROS OBJETIVOS COMO CENTRO EDUCATIVO

  • Lograr la formación integral de la persona mediante el desarrollo armónico de todas sus potencialidades físicas, psicológicas, socioculturales y trascendentes.
  • Desarrollar las aptitudes personales, estimulando la creatividad y la investigación científica. Fomentar un espíritu crítico frente a opciones totalizadoras de la ciencia o de la vida.
  • Educar progresivamente a los alumnos desde la realidad social, cultural y científica, en diálogo con las formas de vida, costumbres y tradiciones de la sociedad en que se desenvuelven.
  • Crear hábitos de trabajo y espíritu dinámico para afrontar las nuevas situaciones y poder participar en la transformación de la sociedad.
  • Favorecer la enseñanza personalizada y liberadora, para que nuestros alumnos sean ellos mismos artífices de su propia educación.

COMO CENTRO EDUCATIVO CRISTIANO:

  • Ofrecer una cultura humana abierta al mensaje de salvación.
  • Transmitir una educación cristiana.
  • Formar a nuestros alumnos para que actúen en la vida, personal y comunitariamente, según criterios y actitudes evangélicas.
  • Impartir una enseñanza religiosa escolar de acuerdo con las orientaciones de la Iglesia Católica.
  • Acompañar en la fe y en la vivencia progresiva de la vida sacramental en un marco de respeto y libertad.
  • Anunciar explícitamente el Mensaje salvador de Jesús sobre el Reino de Dios, procurando que este Reino se haga realidad en el Colegio.
  • Cultivar la educación moral de los alumnos en la doble dimensión personal y social.
  • Animar toda la actividad pastoral del centro desde el Departamento de Educación en la Fe.

COMO CENTRO EDUCATIVO AGUSTINIANO:

  • Educar para el estudio, la reflexión y la interioridad con el fin de descubrir las verdades y, con la ayuda de la gracia, encontrar la Verdad que se revela en Cristo.
  • Hacer del alumno una persona libre, responsable y consciente de sus valores y metas, pero nunca desvinculado de los demás, pues en la relación con los otros se realiza su ser hombre.
  • Lograr que el alumno, con nuestra cercanía, se sienta satisfecho y feliz en su trabajo, en las relaciones con profesores y compañeros y en todas las actividades de la vida del Colegio.
  • Iniciar al alumno en la vivencia de la amistad como proceso de apertura a los demás y a la trascendencia.
  • Conseguir un diálogo permanente entre fe y cultura para llegar al hombre que busca a Dios en la experiencia personal y en el progreso de la ciencia.

ideario9

CRITERIOS PEDAGÓGICOS:

  • Estimular una pedagogía activa, donde el alumno se sienta y sea el protagonista de su aprendizaje, favoreciendo su iniciativa y creatividad.
  • Orientar a los alumnos en su trabajo formativo de acuerdo con los siguientes principios:
    • La situación real del alumno y su entorno familiar y social como punto de partida.
    • Las posibilidades de su crecimiento y maduración.
    • El interés por el trabajo individual.
    • La capacidad intelectual que le dé acceso al saber y al mundo del trabajo.
    • La dimensión social del proceso educativo: trabajo en grupo, cooperación, solidaridad.
    • El ofrecimiento de unos servicios técnicos adecuados para su orientación vocacional y profesional.
    • Proyectar nuestra educación más allá de la actividad académica.
    • Formación para el tiempo libre, mediante actividades culturales, deportivas y recreativas.
    • Promoción de grupos y asociaciones en los que se ofrecen respuestas a inquietudes religiosas, sociales y culturales.
    • Influencia en la expansión cultural y social del entorno.
    • Acercar a los alumnos a la tecnología actual, como un recurso más al servicio de la formación personal y de la construcción de la sociedad.
    • Concretar en el Proyecto Educativo una metodología didáctica abierta, flexible y actualizada, que garantice nuestros principios pedagógicos.
    • Verificar y evaluar el nivel de la calidad de enseñanza y la adecuación de nuestra pedagogía a las necesidades de los alumnos.

 

Usamos cookies para mejorar nuestros servicios, realizar análisis de las conexiones. Si continua navegando acepta su uso. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close